ANÁLISIS DE TEXTO: Romance lírico y soneto

Las canciones que escuchas, ¿de qué tratan? ¿Cuentan historias? ¿Reflejan sentimientos? ¿Son “pegadizas”? Muchas tomarán la forma del verso. O sea, una música, un ritmo y una rima constantes. Vamos a estudiar dos de las más empleadas en la poesía.                                                                                               


ROMANCE LÍRICO

Conde Niño, por amores
es niño y pasó a la mar;
va a dar agua a su caballo
la mañana de San Juan.
Mientras el caballo bebe
él canta dulce cantar;
todas las aves del cielo
se paraban a escuchar;
caminante que camina
olvida su caminar,
navegante que navega
la nave vuelve hacia allá.
La reina estaba labrando,
la hija durmiendo está:
-Levantaos, Albaniña,
de vuestro dulce folgar1,
sentiréis cantar hermoso
la sirenita del mar.
-No es la sirenita, madre, 
la de tan bello cantar,
si no es el Conde Niño 
que por mí quiere finar.2
¡Quién le pudiese valer 
en su tan triste penar! 
-Si por tus amores pena,
¡oh, malhaya3 su cantar!, 
y porque nunca los goce
yo le mandaré matar.
-Si le manda matar, madre,
juntos nos han de enterrar.
Él murió a la media noche,
ella a los gallos cantar;
a ella como hija de reyes
la entierran en el altar,
a él como hijo de conde
unos pasos más atrás.
De ella nació un rosal blanco,
de él nació un espino albar;
crece el uno, crece el otro,
los dos se van a juntar;
las ramitas que se alcanzan
fuertes abrazos se dan,
y las que no se alcanzaban
no dejan de suspirar.
La reina, llena de envidia,
ambos los mandó cortar;
el galán que los cortaba
no cesaba de llorar;
della naciera una garza,
dél un fuerte gavilán
juntos vuelan por el cielo,
juntos vuelan a la par.

Glosario:

  • Folgar: descanso, ocio.
  • Finar: ansiar algo. 3.- Malhaya: maldito.                                                             

Comprendemos

Un romance es una canción narrativa; además de sentimientos, cuenta una historia. Su métrica es sencilla: versos cortos (octosílabos) con rima asonante en los pares. Suelen ser muy dinámicos y fáciles de comprender; para ello, incluyen repeticiones, diálogos, imágenes.                                                       


Practicamos                                                           

1. Contesta a las siguientes preguntas sobre el texto:

  • ¿En cuántas escenas nos relata la historia? Resume cada escena en una oración.
  • ¿Qué sentimientos predominan en estos personajes: Albaniña, su madre, el galán que corta las flores, quienes escuchan el canto de Conde Niño?

Veamos los rasgos del romance: ¿Qué palabras contienen los lexemas cant-, camin-, nav-? ¿Dónde hay un diálogo? ¿En qué se transforman los amantes?

2. Por parejas, comentad estas cuestiones:

  • ¿Cuáles son los únicos personajes que tienen nombre propio?
  • ¿Por qué no quiere la madre que su hija goce del amor con Conde Niño?
  • ¿Cómo son las mujeres de este poema, qué carácter demuestran?
  • Al final, ¿vence el amor o la oposición de la madre?
  • ¿En qué otras historias los amantes se enfrentan a la oposición de sus padres?

3. Escuchad este romance cantado: ¿Qué versos cambian? ¿Cambia la historia en sí?


SONETO

¿Qué provoca más cansancio, el ser amada y no amar, o el amar y no ser amada?

Que no me quiera Fabio al verse amado
es dolor sin igual, en mi sentido;
mas que me quiera Silvio aborrecido
es menor mal, mas no menor enfado.
¿Qué sufrimiento no estará cansado,
si siempre le resuenan al oído,
tras la vana arrogancia de un querido,
el cansado gemir de un desdeñado?
Si de Silvio me cansa el rendimiento,
a Fabio canso con estar rendida:
si de éste busco el agradecimiento,
a mí me busca el otro agradecida:
por activa y pasiva es mi tormento,
pues padezco en querer y ser querida.

Sor Juana Inés de la Cruz

  • Fabio y Silvio son nombres tópicos, de origen italiano, como este tipo de poema.
  • En la tercer estrofa la autora juega con los antónimos “querer” y “aborrecer”.
  • ¿Te parece habitual que una monja hable de estos temas de amor?  
  • El soneto crece en intensidad, y el último verso formula especialmente el tema.

Comprendemos

El soneto es una de las formas más complicadas y atractivas de la poesía. Todos sus versos han de ser endecasílabos (de once siílabas), y rimar entre sí con rima consonante. Se divide en dos cuartetos y dos tercetos. ¡Todo gran poeta debe escribir algún soneto!


Practicamos

1. Contesta a las siguientes preguntas sobre el texto:

  • ¿Qué otros antónimos se usan en el poema?
  • ¿Qué palabras repite y deriva?
  • La poesía suele expresar la voz del poeta; ¿qué palabras encuentras en 1a persona?

2. Localiza la rima dentro de cada estrofa, y entre los versos de distintas estrofas.

3. Por parejas, buscad información sobre la autora y responded:

4. ¿En qué país nació y vivió? ¿Cómo murió?

  • ¿En qué época transcurre su vida?
  • ¿Cómo consiguió seguir su vocación de escritora?
  • ¿Fue reconocida como una gran poeta?

5. Escribid una página de un diario en que planteéis este mismo dilema: a quien me gusta no le gusto, pero a quien le gusto no me hace ni caso. Reflejad sentimientos, pensamientos…


anteriorsiguiente